25 julio 2008

Versos del tiempo

Amada mía:
cómo explicar con palabras
la historia detrás de estas vidas.

¿Es el destino?
o qué imperiosa tempestad
nos impide compartir el camino.

Ni el tiempo ni la distancia
han borrado tu huella de este corazón
que aún clama:
porque no puede entender tu ausencia,
porque no puede saciar sus ganas…

Hemos vivido efímeras quimeras,
instantes mágicos,
momentos únicos…
y hemos consolado el corazón
mintiendo:
“por todo lo que no pudo ser”,
por aquello que podría haber sido,
por todo lo que podríamos tener
si así lo hubiésemos querido…

Jamás entenderé nuestra anacronía sincrónica:
yo vacilaba cuando tú persuadías
yo palpitaba cuando tú resistías.

Hemos buscado el Amor
porque anhelamos sus alegrías,
pero ahí donde debía haber pasión
sólo hemos encontrado simpatías.

Conocemos muy bien nuestras almas,
porque nos hemos mirado a los ojos,
donde hemos encontrado la calma,
porque sabemos que hay algo especial en nosotros.


No sé qué sucederá,
el futuro aún nos espera,
pero ya sea felicidad,
tristeza,
o melancolía,
debo reconocer con certeza que,
aunque en la tierra no estemos juntos,
¡para mí serás por siempre!
porque tú eres el Amor de mi Vida.

4 comentarios:

Nube dijo...

Bellos versos, sin duda alguna. Creo que algo te puedo entender, también tengo alma de poeta, aunque no me salgan tan bien je je.

Filosofo de la torre de marfil dijo...

Según la Wikipedia:

Destino es la supuesta fuerza sobrenatural que guía las vidas de los hombres de forma necesaria y, a menudo, fatal.

Una Decisión es el producto final del proceso mental-cognitivo específico de un individuo.

No tengo más comentarios, el material es complejo.

Poncho dijo...

Buen poema, me gusto mucho. Muchas Felicidades

Saludos

Anónimo dijo...

Para juan alberto...