18 agosto 2009

Ángel de mi guarda... me salvaste otra vez

Creo en la existencia del ángel guardián desde que mi abuelita me preguntó cómo se llamaba: su nombre es Arturo y nunca me ha fallado (he sobrevivido a accidentes de auto, secuestro, neumonía triple... hasta de vaciarme un ojo).

El sábado pasado, a eso de las 7:00 pm, me dirigía a casa de mi novia para después acudir a su graduación. Había llovido un tanto, el pavimento estaba mojado además de sucio (25 accidentes en la carretera federal a Cuernavaca en los últimos 2 meses).

Tomé la curva... el coche derrapó... di el volantazo en dirección contraria... un micro (de los grandotes) venía en sentido contrario y comenzó a frenar cuando vio que había perdido el control... el carro da media vuelta, me estrello contra la barra de contención y quedo viendo en dirección contraria... logro reponerme de impacto y me clavo en la entrada de una casa aledaña... desciendo del vehículo para hacer recuento de daños... nada... un raspón en la defensa...

Un perro café se me queda viendo... no me ladra ni me husmea. Doy media vuelta al carro para retomar mi camino... el perro se pone enfrente del carro y me impide salir... se hace a un lado justo en el momento en que ya tengo acceso fácil de retorno a la carretera... ladra una sola vez... sigue mi carro toda la recta hasta que ya no puede seguir adelante porque se acaba el pasto donde podía correr... NO MAMES.

Cuando tuve el accidente amnésico en 2004, dicen que fue un señor quien recogió el celular del suelo y me acompañó hasta que llegó Luis Javier (mi hermano) al lugar del siniestro... Ahora fue un perro (no lo aluciné, me estaba cuidando), y no es la primera vez.

Arturo ha tenido mucha chamaba conmigo... espero corresponderle algún día... no sufrí ni un rasguño y considero que el accidente, si bien no fue impresionante, pudo ser catastrófico. Me salvé una vez más... señal de que algo estoy destinado a hacer por aquí... NO ME DETENDRÉ HASTA CONSEGUIRLO.

¡Que bonito es estar vivo!

2 comentarios:

La Fabila peligrosette dijo...

El domingo vi las alas del deseo, ya no recordaba lo mucho que me gusta, película que vi en la prepa y la idolatraba junto con su secuela. Esa versión de mundo angelical me gusta tanto.
Yo pienso que mi angel es mi bisabuela, ella me guía y cuida.
No te detengas, el camino es arriba y adelante siempre.
Bes
O.

Falma Telemna dijo...

Mi ángel se llama Georgina, no se porque, quizá por que es el patrón del día que nací por la lucha con dragones, no sé, pero yo no le he dado tanta chamba creo, pero, en un par de ocasiones puedo decir que me consta que ha estado ahí.

Primo, lo lograste ahora fue a medio año y no a principios.