27 diciembre 2009

Pesador de almas

Terminé de leer "El pesador de almas" de André Maurois... primero pensé que se trataba del libro aquel donde se basa el argumento de la película "21 gramos" de Alejandro González Iñárritu, pero en ningún momento hacen alusión al peso del alma.



Fue entonces cuando me puse a pensar sobre el peso del alma: porque para pesar el alma se puede ora medir cuantitativamente, ora medir cualitativamente.

¿Pesarán más unas almas que otras?
¿Será posible medir cualitativamente el alma?
¿Pesará más el alma de un hombre bueno que el de un asesino?
¿Tendrá algo que ver con la forma en que se vivió la vida?

Quizá el alma no sea, o no deba ser medida... me gusta pensar que el alma de los tres seres queridos que se me han ido tienen mucho peso, porque hoy los recuerdo y los evoco, es pesada porque han trascendido.

3 comentarios:

La Fabila peligrosette dijo...

Pesadas pesadas estan ahorita nuestras almas. Como bien dices hay peso que trasciende más por los sentimientos que se tienen.
Y la gente a la que se ama tiene siempre a nuestros ojos el alma pesada.
Bes
O.

V. J. G. V. dijo...

Hablas de mi película favorita (o al menos una de tantas). Creo que el mensaje final que encierra el filme es cuánto encierra una vida antes de morir. Es tanto que pareciera que el alma, preñada de experiencias y sentimientos, pesa.

Saludos.

Erendira dijo...

posiblemente el alma de todos los seres humanos tenga el mismo peso..
posiblemente es el hilemorfismo de alma con inteligencia y voluntad lo que hace que nuestro recuerdo perdure de manera diferente...
posiblemente nuestras acciones son las que definen no el peso de nuestra alma,sino el valor de nuestra persona...
bueno, son al fin eso, posibilidades...